El Secreto de Zoe

¿Quién Soy?

Puedo contarte muchas cosas sobre mí. Tengo una hija a la que adoro, una familia que me llena el corazón y muy buenos amigos, de esos que suman y te ayudan a ser tu mejor versión.

Estudié en la Facultad de Magisterio la especialidad de Educación Infantil, aunque la vida me llevó a dedicarme profesionalmente al mundo de la gestión y la contabilidad durante 19 años, pero en ningún momento dejé de lado mi vocación educativa y mi pasión por el desarrollo personal, formándome en mis ratos libres y leyendo todo lo que caía en mis manos. Técnicas de Estimulación Temprana, Educación y Terapia Transpersonal, Coaching Ontológico, Mindfulness, Inteligencia Emocional, entre otras. Lo que me ha permitido especializarme en Educación Transpersonal y Educación Emocional.

Decirte quién soy, sin embargo, no resulta tan sencillo, pues es algo que sigo averiguando desde hace unos años, concretamente desde el 2006, momento en el que supe que iba a tener a mi pequeña y entonces comenzó para mí el apasionante viaje del autoconocimiento.

De manera todavía inconsciente, empecé a hacer cambios en mi vida: inicié una dieta más sana, comenzaron mis largos paseos por la naturaleza y cada día al llegar del trabajo me sentaba con las piernas cruzadas y dejaba que mis pensamientos bailaran, al son de la banda sonora de la película “El Piano”. En ese instante, con mis manos en mi voluptuosa barriga, sentía absoluta paz y tranquilidad, solo existía ese instante, la música, los sutiles y no tan sutiles movimientos de mi hija dentro de mí y yo, en absoluta presencia.

Años más tarde comprendí que lo que hacía de manera natural era meditar y ese fue mi inicio inconsciente en el mundo de la consciencia, que fue lo que me trajo la experiencia de la verdadera plenitud.

A partir de ese momento entendí que dentro de cada uno de nosotros hay una persona sabia, que posee todos los conocimientos que necesita para vivir en esta vida de un modo pleno, solo precisa recordar, activar de algún modo esos recuerdos y por algún extraño motivo, para realizar esa activación el ser humano tiende a esperar a experimentar momentos de “Crisis Existencial”. Está bien, todo es perfecto, al final de lo que se trata es de despertar, de conectar con la Vida, de vivir en presencia el mayor tiempo posible, de descubrir cuál es tu verdadero Ser, tu Esencia y cuales los personajes que representas cada día, tus Egos. Quizá sería mejor “despertar” sin sufrir, si lo hubiera sabido, sin duda habría elegido esa opción…

Pero fue precisamente en una de esas crisis existenciales cuando comprendí que si quería dar una buena educación a mi hija, antes debía reeducarme a mí misma y cuando hablo de buena educación, no me refiero a buenos modales, ni conductas socialmente establecidas, si no a conocerme, aceptarme, mejorar mi autoestima, sacar lo mejor de mí y ante todo y sobretodo serme fiel a mí misma y a lo que verdaderamente quiero en mi vida y a partir de ahí, ya que educamos por lo que somos, podría acompañar a mi hija para que ella también sacara lo mejor de sí misma.

Ahora puedo decir que sí, mi vida es plena. Unos días son maravillosos, otros no tanto, pero al fin y al cabo, eso es la vida ¿no? experimentar, surfear las olas, disfrutar del camino, saltar o bordear las piedras y seguir adelante, volviendo a nuestro a centro, nuestro magnífico centro.

Con El Secreto de Zoe, me gustaría crear un espacio en el que poder compartir contigo aquellas cosas que he ido aprendiendo a lo largo de ese camino y todo lo nuevo que me vaya sucediendo, por si te sirve de ayuda, para que aprendas a Calmar tu Mente, Aprendas a Conocerte, a Amarte y por supuesto a Mejorar tu Relación contigo y con todos aquellos que te rodean.

Estoy encantada de acompañarte.